Sesión SSH duradera

Las conexiones SSH, así como las HTTP y de otros servicios, tienen por defecto una política de timeout que cierra la conexión si no hay actividad, por seguridad y por eficiencia para liberar los recursos no usados.

En muchas ocasiones, como cuando se hacen túneles SSH, es más cómodo mantener una conexión abierta que no se cierre por timeout. Una manera de hacerlo es mediante las políticas del servidor SSH, pero otra manera más sencilla es hacerlo por cada conexión desde el cliente.

Comúnmente en los clientes SSH en Unix están las opciones TCPKeepAlive y ServerAliveInterval. La primera indica que se quiere mandar un paquete SSL por TCP hacia el servidor para mantener la actividad y la otra indica el intervalo en segundos en el cual se van a mandar los paquetes. Un ejemplo de uso sería el siguiente:

ssh -o TCPKeepAlive=yes -o ServerAliveInterval=5 usuario@servidor

Así ya podrán mantener sus sesiones de SSH abiertas todo el tiempo que quieran y no olviden cerrarlas cuando las dejen de usar.